En el Parque O’Hggins existe un lugar que tuvo un pasaje oscuro, pero que hoy está adornado de luz, colores y amor.

Marina Silva Espinoza, más conocida como La Marinita, es una niña que murió a sus cortos seis años. Ella fue violada y degollada por su padrastro en el lugar que hoy existe una gran animita.

A pesar de su macabra muerte, hoy el lugar entrega paz y armonía a quien se detenga allí. Muchos quedan atónitos ante los regalos y cariño que se le entrega. Otros piden favores o mandas a modo personal.

De todo lo ocurrido, la banda nacional, Lucho Verdes, me contrató para realizar el Making Of de su nuevo vídeo, el cual fue grabado en la mismísima animita de Marinita en honor a ella.

A continuación el vídeo oficial y galería fotográfica del Making Of:

638
638